Prisco es un joven comerciante de vino romano de la provincia de Moesia. Durante una invasión dacia, su esposa Sentia es secuestrada. Junto a su pequeña hija Naevia de ocho años, decide introducirse en territorio dacio para recuperar a su amada.

Allí se encuentra con un grupo de auxiliares britanos que se dirigen al encuentro del ejército romano. Prisco se une a ellos, sabiendo que en soledad tiene pocas opciones de sobrevivir en territorio hostil. Espera incorporarse a las filas de Domiciano para derrotar a los dacios y encontrar así a su esposa. La unión al grupo bárbaro le cuesta no pocas humillaciones y el distanciamiento con su propia hija, que reniega de él tras sus bruscas acciones para ganarse la confianza del grupo. La niña queda en manos de Caridda, una mujer britana que se ofrece a cuidar de ella.

Caridda, que empieza a sentir en Prisco algo más que una amistad por su fragilidad, tan distinta al orgullo bárbaro y nueva para ella, le ofrece un plan alternativo: separarse del grupo bárbaro y dirigirse a las aldeas dacias para preguntar por su esposa, ofreciéndose ella como traductora. Así, junto a Naevia y Barbato, un veterano romano relegado a las tropas auxiliares que pretende buscar fortuna en negocios más turbios, Prisco y Caridda se alejan del campamento britano buscando su propia suerte.

nobel literatura histérica erótica cuentos libro digital novela amor online romantica historia interminable